La digitalización en el sector educativo: Una oportunidad para la justicia social

Teacher using laptop to do an online / video class

Por Dra. Nina Smidt - 21 de abril de 2021

 

La pandemia ha acelerado la digitalización de la educación en las naciones industrializadas y los países en desarrollo ¿Esta creciente importancia que ha adquirido la tecnología en la educación será también una oportunidad para contrarrestar la injusticia social y lograr el acceso universal a la educación?

Mi primer día como Directora Ejecutiva de la Fundación Internacional Siemens Stiftung fue a mediados de marzo de 2020, el mismo día en que Alemania entró en cuarentena por primera vez en su historia. Los cambios que trajo la pandemia han sido enormes: Todos nos hemos visto afectados y seguimos estándolo. En casi todos los rincones del mundo las empresas, organizaciones, así como los sistemas sociales y políticos se vieron obligados cambiar fundamentalmente su manera de pensar. De un día para otro VUCA ya dejó de ser un acrónimo usado en temas de gestión, sino algo tangible que afectaba por igual a niños y ancianos en lo cotidiano. Volatility, uncertainty, complexity y ambiguity se abrieron paso en la conciencia de un mundo occidental que se sentía “seguro”. Sin filtros, nuestra vida se siente volátil, incierta, compleja y ambigua.

En Siemens Stiftung también enfrentamos estos desafíos, en tanto uno de los focos de nuestro trabajo a nivel nacional e internacional es la cooperación en temáticas educativas, un sector sensible y esencialmente impactado por la emergencia. Nos preguntamos cómo los sistemas educativos del mundo iban a asumir semejante desafío. ¿En qué podríamos contribuir como fundación internacional a que el sistema educativo y sus participantes no solo superaran estos tiempos difíciles, sino que también, pudieran evolucionar positiva y sosteniblemente a partir de los esfuerzos que se hicieran para enfrentar la pandemia?

 

Recursos Educativos Abiertos: Una herramienta de justicia educativa

El impacto que ha tenido la pandemia en la educación es dramático. La directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta H. Fore, lo ha calificado de "emergencia educativa catastrófica". Según un estudio de UNICEF, las cuarentenas por Covid19 han dejado a más de 168 millones de niños fuera de la escuela. Mientras que 214 millones de niños -uno de cada siete niños en el mundo- han perdido más de tres cuartas partes de sus clases. Ante esta realidad, UNICEF ha llamado a los niños y jóvenes, víctimas silenciosas de la crisis, destacando la relación que existe entre nivel socio económico y el impacto de la Pandemia en educación. https://www.unicef.de/informieren/aktuelles/presse/2021/unicef-bericht-schulschliessungen/236974

Incluso si consideramos que las clases on-line que reemplazaron las presenciales en los países industrializados son a menudo inadecuadas, los niños y niñas de naciones emergentes y en desarrollo lo han tenido peor. De los 14 países que desde marzo de 2020 a febrero del 2021 han estado gran parte del tiempo en cuarentena, dos tercios se encuentran en América Latina y el Caribe. Allí, un total de 98 millones de escolares siguen sin tener, o tienen un muy bajo acceso, a la educación.

Mirando más allá de la pandemia ¿Qué se puede hacer para contribuir a un sistema educativo que permita la participación de todas y todos, incluidos los más vulnerables? Durante los últimos años hemos visto el surgimiento de los Recursos Educativos Abiertos (REA) como una eficaz herramienta para democratizar la educación. Los REA son materiales para la enseñanza con licencia abierta, idealmente accesibles en forma gratuita desde plataformas digitales.

El congreso mundial de UNESCO 2012 anunció la “Declaración REA de París” en apoyo de la participación universal en una educación de calidad. El documento establece que los REA son “materiales de enseñanza, aprendizaje e investigación en cualquier medio, digital o de otro tipo, que residen en el dominio público o han sido liberados bajo una licencia abierta que permite el acceso, uso, adaptación y redistribución sin costo por parte de terceros con o sin restricciones, o con restricciones limitadas " (UNESCO 2013, pág. 6). Países como Estados Unidos con su “Plan Nacional de Tecnología Educativa 2010”, Brasil, Holanda, Polonia y Gran Bretaña, han aplicado estrategias REA. Organismos internacionales como UNESCO, OCDE, Unión Europea y varias fundaciones apoyan las plataformas REA en los países en desarrollo, en los que el acceso gratuito a estos materiales es un medio esencial para que los niños se eduquen. En noviembre de 2019, la Conferencia General de la UNESCO hizo una Recomendación para que los Estados Miembros acordaran una inclusión más sólida de los REA en las agendas educativas y política pública de sus países.

Más allá de su aporte a la justicia educativa, los REA como materiales adaptables apoyan los procesos inclusivos y reflejan la naturaleza heterogénea de los estudiantes, dos razones por las cuales el Ministerio Federal de Educación e Investigación de Alemania (Bundesministerium für Bildung und Forschung, BMBF) trabaja en una estrategia para el fomento de los REA, asesorado entre otros por Siemens Stiftung. Desde la creación del Portal de Medios en 2009 nuestra fundación ha acumulado experiencia en el campo del e-learning. El Portal de Medios ofrece materiales gratuitos para la enseñanza de STEM en alemán, inglés y español.

Inicialmente, el Portal de Medios alojaba tanto materiales licenciados y REA. Siguió un proceso de transformación a REA durante 3 años, no exento de dificultades, dado la legislación alemana sobre derechos de autor y algunas otras barreras. Hubo que revisar cada una de las 6.500 licencias de los medios puestos on-line y, en algunos casos, renegociada. El resultado fueron 3.500 medios en 2018, que han sido complementados para llegar hoy a 4.400, todos REA.

La necesidad de contar con materiales didácticos digitales y gratuitos quedó en evidencia cuando el Portal de Medios pasó a ser completamente REA, registrando un aumento de demanda que creció exponencialmente al pasar la educación a la virtualidad producto de la crisis sanitaria. De 2018 a 2019, los clicks aumentaron más de un 80 por ciento, así como también un aumento de tráfico del 144% comparado con el año anterior, en 2020, el tráfico a las páginas web aumentó otro 39%, y los usuarios aumentaron en 137% a cerca de 1,5 millones. En este tiempo se ha registrado un constante aumento de plataformas con materiales didácticos gratuitos dirigidas a diferentes edades que además incluyen recursos para orientación y formación profesional. Por ejemplo, el Ministerio Alemán de Cooperación Económica y Desarrollo (Bundesministerium für wirtschaftliche Zusammenarbeit und Entwicklung, BMZ) coopera con ministerios de países africanos a la que se sumaron GIZ y Siemens Stiftung para poner a disposición educación técnico-profesional y orientación vocacional para jóvenes a través de la plataforma de aprendizaje virtual “Atingi”.

El éxito de las plataformas REA depende en gran parte de la contextualización y necesidades de grupos objetivos a nivel regional de sus contenidos: Todo debe estar contextualizado y adaptado a los entornos culturales y de vida de los escolares a los cuales están dirigidas. Dar a los niños y jóvenes del mundo acceso a una educación de calidad, tal como propone la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, no es suficiente; los materiales deben estar adaptados a sus contextos de vida y necesidades específicas.

Trabajando juntos en respuestas rápidas y pragmáticas

Una plataforma REA es una creación desde y para una amplia gama de beneficiarios. Para que los esfuerzos realizados en los sistemas educativos virtuales e híbridos tengan éxito y generen cambios, el espectro dinámico de relaciones de interdependencia debe abordarse de manera suficiente e incluir a todas las partes interesadas. Las demandas nacidas al alero de la Pandemia llevaron durante el verano de 2020 a Siemens Stiftung a unir fueras con las instituciones miembro de la  RED STEM Latinoamérica, una de las redes más grandes de instituciones asociadas y expertos, para construir un portal de Recursos Educativos Abiertos independiente.

Expertos miembros de 70 instituciones socias de 11 países de Latinoamérica -ministerios y secretarías de educación, universidades y ONG locales-, se reunieron para poner a disposición programas y contenidos, y para desarrollar nuevos materiales educativos. En solo dos meses se levantó el Centro de Recursos Educativos Abiertos (CREA) que incluye medios, programas y formatos de enseñanza provenientes de diversas fuentes que respondieron a las necesidades educativas de la región.

En colaboración con 13 socios internacionales se sumaron 530 materiales sobre temas STEM y desarrollo sostenible a CREA. Estos fueron desarrollados por las instituciones partner y actores de sus propias redes. Rápidamente y sin trámites burocráticos se implementaron vías de cooperación con los ministerios de educación de Perú, Colombia y Chile, además de interactuar con las autoridades educativas de algunas de las principales ciudades. A fines de 2020, el portal había recibido 20.000 visitas. En un Webinar sobre CREA y la usabilidad de sus recursos educativos, organizado junto a la Secretaría de Educación del Estado de México, participaron 16.000 docentes en servicio, y a la fecha la grabación ha sido visto 73.000 veces   en YouTube.

La coincidencia de todas las partes acerca de urgencia de tomar acciones permitió que CREA se formara rápido y sin complicaciones. Todos los involucrados estaban en igualdad de condiciones, eliminando el protagonismo excesivo. Cada socio aportó materiales a la plataforma sin obligaciones contractuales ni burocracia. Las decisiones se tomaron con el único objetivo de realizar aportes urgentes a los sistemas educativos de cada país en beneficio de niños, niñas y jóvenes.

Aprendiendo de la colaboración

El enfoque no dogmático de las naciones con contextos más complejos es un aprendizaje clave que debería sumarse a la discusión en Alemania. La flexibilidad, una cultura que aprende de los errores (CREA debe mejorar permanentemente) y un enfoque colaborativo, son conclusiones positivas que debieran irradiar. Las reglas de cada país, así como las normas específicas de cada organización pasan a segundo plano a la hora de generar soluciones y crear impacto colectivo. De ello, todas las partes asociadas en esta alianza internacional - desde universidades, ministerios hasta (GIZ) y Siemens Stiftung, pueden aprender de ello y tomar experiencias significativas.

En lo práctico, ya está en marcha un próximo paso: se está trabajando en la fusión del Portal de Medios y de CREA. El trabajo inicial está centrado en la compatibilidad técnica y las licencias, para luego enfocarse en la adaptación de los materiales. Porque no son los mismos contextos y necesidades de contenidos para todos y todas. Mientras en el hemisferio Norte los niños no ven la Cruz del Sur en el cielo, en el Sur, probablemente una papaya tiene más sentido en la pirámide alimenticia que una manzana. Los desafíos del mundo VUCA sólo se pueden abordar a través de alianzas y redes, a través de esfuerzos colaborativos y la suma de experiencias, será posible identificar problemas complejos y generar soluciones.

La entrega y masificación de REA no está exenta de problemas, comenzando por el acceso al hardware de estudiantes y maestros. Equipar las escuelas con computadoras básicas podría resolver el problema en los países emergentes y en desarrollo, pero la conexión a Internet a menudo es costosa o no está disponible. Para que los REA alcancen su máximo potencial hay más trabajo por hacer.

Sin embargo, estas preguntas abren un campo adicional lleno de retos: ¿Cómo podemos   desde Siemens Stiftung fomentar iniciativas sociales e inspirar a emprendedores a enfocar sus energías en el área de Educación y Tecnología? En la búsqueda de justicia social en educación todavía hay un largo camino por recorrer y muchos hitos por alcanzar. Utilicemos la digitalización y la cooperación como herramientas para recorrerlo.


Sobre el Autor:

La Dra. Nina Smidt es Directora Ejecutiva y vocera del Directorio de Siemens Stiftung desde el 1 de abril de 2020. Antes de Siemens Stiftung, entre 2011y 2020, fue directora de planificación y desarrollo internacional de ZEIT-Stiftung Ebelin und Gerd Bucerius. Desde 2006 hasta 2011, fue directora ejecutiva de Bucerius Education en Bucerius Law School en Hamburgo.

También, entre 2010 a 2020, fue presidenta de American Friends of Bucerius en Nueva York. Anteriormente, Nina Smidt fue subdirectora del Centro Internacional de Estudios de Postgrado en la Universität Hamburg y gerente de programas de comunicaciones en la Universidad Jacobs en Bremen.