Congreso nacional STEM 2021 recibe más de 60 mil visitas en formato online

El encuentro que tuvo a México como sede reunió a profesores y profesoras de Latinoamérica en torno a las brechas de la educación STEM y el género. “Queremos a las niñas y mujeres contribuyendo en todos los ámbitos de nuestro país para así lograr una sociedad de conocimiento más justa, sustentable e incluyente”, afirma la declaratoria firmada por sus coorganizadores Siemens Stiftung, Innovec México y Movimiento STEM.

 

 

Fueron 28 paneles de expertas y expertos en Educación STEM, con más de 100 panelistas en los cuatro días que duró el Congreso Nacional STEM México 2021:  Del discurso a la Acción. Impulsando la inclusión con perspectiva de género y foco en mujeres a través de Territorios STEM. La gran envergadura de este evento determinó una convocatoria excepcional: más de 60 mil reproducciones sumó la transmisión conjunta en las redes de Siemens Stiftung, Innovec México y Movimiento STEM.

Entre los panelistas destacaron tres representantes de Siemens Stiftung: la Dra. Nina Smidt: “Territorio STEM como una estrategia de articulación: un modelo para América Latina”, de Judith Wiese: “Competencias laborales STEM ¡El talento no tiene género!” y de Alejandro Preinfalk: “¿Qué hacen las empresas para impulsar proyectos de STEM e inclusión?”, quienes aportaron testimonios y reflexiones fruto de los años de intenso trabajo en la articulación de territorios STEM en Latinoamérica.

Les invitamos a leer la declaratoria que surgió de parte de los coorganizadores:

 

La Fundación Internacional Siemens Stiftung, Innovec México y Movimiento STEM, coorganizadores del Congreso Nacional STEM 2021 firman en conjunto la siguiente declaratoria que surge como síntesis y reflexiones tras el intenso trabajo realizado en la organización de este Congreso y la labor de los múltiples implicados en la promoción de la Educación STEM en Latinoamérica:

La Educación STEM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, por sus siglas en inglés) es una tendencia mundial que promueve la enseñanza de estas disciplinas de manera inter y transdisciplinaria como pilares para el desarrollo sostenible y bienestar social.

La Educación STEM debe ser un componente fundamental de la educación en México. Existe evidencia que abona a 4 ejes estratégicos: 

  • Inclusión con perspectiva de género y foco en mujeres
  • Desarrollo de competencias para la Cuarta Revolución Industrial-Tecnológica
  • Cumplimiento de Agenda 2030 y Objetivos de la OCDE 
  • Innovación y Emprendimiento

A lo largo de las 28 sesiones que tuvimos en este Congreso Nacional STEM 2021, hemos podido aprender y reflexionar sobre la importancia, pero sobre todo la urgencia de actualizar la educación si queremos que las futuras generaciones tengan las habilidades para enfrentar exitosamente los retos del siglo XXI, que plantea contextos aún desconocidos. 

Tenemos que considerar que la educación no es algo estático, como se pudo comprobar en todas las masterclasses impartidas durante este evento, es necesario que las niñas y niños sean el centro del aula y que el aprendizaje sea accesible, que las matemáticas y las ciencias sean vivenciales, que las y los estudiantes entiendan cómo todo lo que aprenden se relaciona con su día a día, tal como lo propone la Educación STEM. Se puso de manifiesto que humanizar la ciencia ayudará a que toda niña, niño, adolescente y joven aspire a formar parte de ella y sepa que tiene la posibilidad de ser quien cambie al mundo. 

Se hizo evidente que se requiere integrar la perspectiva de género a los modelos educativos si queremos construir una sociedad más justa e incluyente. 

El futuro de la educación depende de tener una visión global integral e inclusiva donde los objetivos comunes sean el desarrollo sostenible y el bienestar social cumpliendo específicamente con la Agenda 2030 de la ONU. 

Durante este Congreso Nacional STEM 2021 reconocimos el impacto de los Territorios STEM como la estrategia que articula a diversos actores en la implementación de la Educación STEM, misma que impulsa a las personas a mejorar sus comunidades y convertirse en agentes de cambio y superación en su entorno; vimos las experiencias mexicanas y las de otros países de América Latina. Sin duda, es una estrategia que debemos reforzar en México y apoyar a quienes ayudan e impulsan a que otros y otras inicien este camino único hacia un mejor país, región y humanidad.  

La crisis agudizada por la pandemia nos obliga a tomar nuevas medidas con el objetivo de una recuperación económica resiliente, para ello, es necesario no olvidar todo lo que hemos aprendido en los últimos dos años, en los que la era digital nos mostró su relevancia: debemos hacer el mayor esfuerzo para que todas las regiones de México cuenten con Internet y tomar lo mejor de la práctica educativa presencial y virtual. La Educación STEM, con su enorme potencial para apoyar el desarrollo integral de las personas y las comunidades, debe tener un lugar especial en las nuevas estrategias educativas. No podemos permitirnos que este regreso a clases se convierta en un regreso a los métodos de enseñanza convencionales, debemos responsabilizarnos ahora y mantener el enfoque en los cambios que trajo la crisis mundial que atravesamos.

Se debe incrementar de forma estratégica el gasto en Ciencia y tecnología y establecer Indicadores que permitan monitorear el avance de STEM en el país. Nuestro país necesita innovar en el estudio serio y estratégico de los factores relacionados con la inclusión de las mujeres en todos los ámbitos de la vida nacional y en particular, en su desarrollo a través de trayectorias STEM. 

La Educación STEM también es un instrumento de inclusión para aminorar la brecha social y con ello aportar a la justicia educativa y social y abordar integralmente los problemas de pobreza. La Educación STEM debe ser activa, integradora, contextualizada, consciente e integrada con la realidad social, económica y ambiental de las y los estudiantes; debe desarrollar competencias para entender y mejorar el entorno, para la Cuarta Revolución Industrial-Tecnológica, habilidades socioemocionales y capacidades innovativas y emprendedoras a través de las y los docentes en los sistemas educativos formales, facilitadoras y facilitadores de la educación no formal y agentes sociales de la educación informal.

El establecimiento de la Educación STEM de calidad para las niñas, adolescentes, jóvenes y mujeres se requiere de un esfuerzo concreto de articulación y colaboración entre los diferentes actores sociales para lograr un impacto colectivo, en el marco y con el apoyo de los programas de los tres niveles de Gobierno. 

El Congreso Nacional STEM 2021 tuvo como finalidad reunir, visibilizar y promover agendas colaborativas en favor de la Educación STEM con perspectiva de género y foco en mujeres, con actores de todos los sectores de la sociedad, cada uno de ellos desde su rol, expertise y capacidad de acción. 

En estos cuatro días no sólo expusimos la situación actual de la Educación STEM en México, sino que invitamos a generar un diálogo entre todos los grupos de interés para seguir co-construyendo e impulsando de manera permanente la Estrategia Educación STEM para México. 

El Congreso Nacional STEM 2021 fue un espacio de reflexión, análisis e ideación para articular acciones a favor de la inclusión con perspectiva de género y foco en mujeres desde los medios de comunicación, las organizaciones, las familias y las instituciones. Destacando el impulso a la co-formación de Territorios STEM en México como una estrategia y modelo de articulación de actores y esfuerzos en pro de una Educación con enfoque STEM para el desarrollo integral, sostenible y social.   

Desde Fundación Internacional Siemens Stiftung, Innovación en la Enseñanza de la Ciencia, A.C. (INNOVEC) y Movimiento STEM, el Ecosistema STEM, nuestras alianzas estratégicas, equipo de trabajo, amigas y amigos: 

Queremos a las niñas y mujeres contribuyendo en todos los ámbitos de nuestro país para así lograr una sociedad de conocimiento más justa, sustentable e incluyente, con la Educación y el enfoque STEM como vehículo de formación integral de una ciudadanía preparada, participativa y aportante al desarrollo sostenible y bienestar social, teniendo como eje articulador un modelo y estrategia de Territorio.