Chile: Agua segura y educación para un mejor futuro

Según datos de la ONU, un 52% de la población mundial podría vivir a mediados de este siglo en zonas con un alto nivel de estrés hídrico en las que el agua, más que un derecho, sea un privilegio al alcance de unos pocos. Esta carencia afectará principalmente la economía, salud y educación de las zonas rurales profundizando las brechas sociales ya existentes. Un ejemplo concreto, es la realidad que se vive en Chile, país en el que más de un millón de personas que se abastecen de agua a través de fuentes informales como pozos (58%), ríos (25,8%) y camiones aljibes (15%)

Esta realidad llevó al inventor Alfredo Zolezzi, a fundar Plasma Waters. Una solución de alta eficiencia energética y bajo costo operativo diseñada para la producción descentralizada de agua potable en comunidades, que ha sido considerada una de las tecnologías más innovadoras para enfrentar la crisis de agua global.

 Esta tecnología toma un flujo de agua contaminada y lo transforma en agua segura en pocos segundos. El agua se transforma en plasma no térmico, gases ionizados, un ambiente donde microrganismos como el Covid-19 no pueden vivir

comenta Alfredo Zolezzi, acerca de esta tecnología que gracias al aporte de la asociación benéfica Siemens Caring Hands se instalará en la Escuela El Rincón de Puchuncaví, una zona con cerca de 18.000 habitantes y serios desafíos de acceso a agua limpia, además de una importante sequía. La tecnología beneficiará a cerca de 120 estudiantes, además de sus familias, abarcando a unas 500 personas.

En tanto, la Fundación Internacional Siemens Stiftung, en alianza con el Centro de Investigación en Didáctica y STEM (CIDSTEM) de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, realizarán una intervención educativa para educar acerca de la importancia del agua y su cuidado. Ulrike Wahl, Representante de la Fundación en Latinoamérica, agrega: “Estamos trabajando con profesores y estudiantes para que aprendan sobre salud, agua, medio ambiente y cómo desde el aprendizaje contribuir con proyectos para el desarrollo sostenible y social de su territorio”.

El proyecto, enmarcado en el ODS N°6 de la ONU “Agua limpia y saneamiento”, busca conectar ciencia y tecnología con problemáticas sociales y ambientales, para mejorar la calidad de vida de chilenos que habitan en comunidades rurales, semi concentradas o dispersas que no cuentan con acceso permanente a agua segura.