Felipe Contreras, profesor chileno: “Ser docente es tener todos los días la posibilidad de transmitir mis conocimientos” 

Hace tres años, Felipe Contreras emprendió el reto de enseñar. Un camino que lo llevó al Colegio Coyam, en la ciudad de Chillán en Chile, donde su experiencia como ingeniero y sus estudios en pedagogía le hicieron replantearse el modelo de enseñanza tradicional.  

Llegué a trabajar a este colegio y aquí empecé a investigar sobre cómo poder enseñar a los estudiantes para que pudieran obtener nuevos conocimientos y estrategias más allá de la educación clásica a la que estamos acostumbrados. Comenzamos a implementar aprendizaje basado en proyectos para trabajar con ellos y que no fuera solo una asignatura más en la que no hicieran nada práctico”, relata Contreras.  

Motivado por inculcar el aprendizaje crítico y matemático se sumergió en el pensamiento computacional y programación para estudiantes de tercero y cuarto medio. “Me apasiona que la comunidad educativa entienda y adopte la educación STEAM, por lo que promuevo activamente este enfoque tanto en redes sociales como entre mis colegas. Para mí, la educación es una herramienta transformadora que puede abrir puertas y cambiar vidas. Cada día, al entrar al aula, veo en mis estudiantes el potencial de convertirse en agentes de cambio, y eso me llena de energía y propósito”, explica.  

En 2022, Felipe asumió el cargo de coordinador STEAM en su colegio, que le permitió participar en el encuentro de la Red de Comunidades Docentes STEAM Latinoamérica en Santiago 2023. 

Red STEM Latinoamérica: un intercambio de conocimientos continuos 

Ser parte de la Red STEM Latinoamérica le ha significado un aprendizaje continuo y una colaboración enriquecedora: “La Red me permite aprender de profesores de diversas realidades, desde educación inicial hasta educación para adultos, en contextos tanto rurales como urbanos. Nos proporciona herramientas valiosas para seguir el camino de la enseñanza STEAM y nos permite compartir nuestro conocimiento con otros docentes”.  

La apuesta que ha hecho Felipe por la educación STEAM nace de su convicción de que este enfoque educativo proporciona herramientas para comprender el funcionamiento de las cosas, desarrollar pensamiento crítico y proyectos con un impacto positivo en la sociedad 

Educación con impacto 

La educación STEAM prepara a los estudiantes para enfrentar los desafíos del siglo XXI, fomentando habilidades como la resolución de problemas, la creatividad y la colaboración. Además, al integrar ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas, ofrecemos una educación más holística y conectada con el mundo real, lo que motiva a los estudiantes y los prepara mejor para su futuro profesional y personal”, añade.  

Si bien hay retos por superar, como la falta de recursos, Felipe seguirá liderando para que cada vez más estudiantes vean en la educación STEAM una forma de desarrollo para su futuro. En esta tarea sabe que gracias a la Red de Comunidades de la Red STEM Latinoamérica hay muchos más profes, como él, trabajando por el mismo objetivo.