La satisfacción de ver a los alumnos superarse a sí mismos

Historias STEM


Irene del Carmen Santos Cruz da clases en un suburbio de la ciudad de Xalapa, en el Estado de Veracruz (México). Sus alumnos proceden de familias sin ingresos fijos. La desigualdad social ha sido especialmente evidente durante la Pandemia: 14 de sus 26 alumnos no tenían un dispositivo para seguir lecciones digitales.

Me di cuenta de que tengo que dar más libertad a mis alumnos para que exploren e investiguen por su cuenta. Adoptar con ellos una estrategia de investigación más abierta.
Irene del Carmen Santos Cruz da clases en un suburbio de la ciudad de Xalapa, en el Estado de Veracruz (México). Sus alumnos proceden de familias sin ingresos fijos. La desigualdad social ha sido especialmente evidente durante la Pandemia: 14 de sus 26 alumnos no tenían un dispositivo para seguir lecciones digitales. Entonces, Irene comenzó a llamar a los alumnos y sus padres a sus teléfonos fijos, a escribirles correos electrónicos, crear PDFs con lo aprendido para que los aquellos que tenían problemas de conexión no se quedaran atrás y recibieran educación.

Los seminarios web impartidos por la Fundación Siemens Stiftung e INNOVEC no sólo le facilitaron el acceso a los contenidos y materiales de trabajo disponibles en la plataforma de medios REA (Centro de Recursos Educativos Abiertos), sino que también cambiaron, su estilo de enseñar para siempre.

La historia de Irene

"Doy clases en la escuela Telesecundaria Adalbert Tejeda. La Telesecundaria es un tipo de escuela que surgió en 1968 y que trabaja con la enseñanza a través de programas de televisión para salvar la brecha entre los estudiantes rurales y urbanos. Hoy en estas escuelas hay un solo profesor por curso que imparte todas las asignaturas y está con sus alumnos todo el día.

La escuela se encuentra en La Estanzuela, una pequeña comunidad a pocos kilómetros de la capital, Xalapa, en el estado de Veracruz. Sin embargo, aunque está a pocos minutos de la capital, la situación socioeconómica de las familias que viven allí es difícil.

Mis 26 alumnos tienen entre 13 y 14 años. Antes del Covid-19 trabajaba con ellos entre las 8 de la mañana y las 14.00 horas. En realidad, debería impartir seis asignaturas al día, pero es muy difícil hacer tanto en un día. Siempre he organizado el tiempo necesario para cada asignatura. Y enseñaba usando un libro de texto y vídeos, que es cómo funcionan las telesecundarias hoy".

La pandemia por Covid-19

"Al principio, cuando empezó la pandemia, le pedí a mis alumnos que escribieran tareas y actividades en sus cuadernos de trabajo para cada día y que me las dieran para revisarlas entre lunes y martes. Una persona de la comunidad me acompañaba cada semana a recoger los cuadernos. Fue una tarea difícil. Tenía una gran cantidad de papeles guardados para revisar. Pero, de esta manera, podría al menos completar el segundo semestre entre marzo y junio de 2020. 

“Luego les pedí a los padres que abrieran una cuenta de correo electrónico para mantenernos en contacto. También, un teléfono móvil para estar conectada con los niños y los padres a través de WhatsApp. Quería enviarles los deberes por esa vía.

"Abrí una cuenta de Zoom. Al principio era muy optimista y pensaba que sería la solución perfecta para seguir dando clases. Incluso me compré una pizarra para poner en el fondo. Pero pronto me di cuenta de que no era posible enseñar así".

"El problema es que las familias de los estudiantes son relativamente pobres porque los padres no tienen trabajos estables. El año pasado cuando llegó el Covid-19 hice una encuesta y descubrí que sólo dos de mis alumnos tenían computadores en casa. El resto usaba un teléfono móvil para asistir a clases, que, en muchos casos, tenían que compartir con los otros miembros de su familia. Pero eso tampoco era la solución ya que sólo disponen de una cantidad limitada de datos. Aquí no todo el mundo tiene acceso a Wi-Fi. Así que algunos de ellos sólo se conectaban al audio, y no al vídeo. Es una circunstancia difícil. La pandemia nos ha dado la oportunidad de ver las desigualdades que existen en nuestras comunidades y lo grandes que en realidad son. Esto es un gran problema".

De mis 26 alumnos, sólo 12 lograron conectarse. Con el resto he intentado conectarme con sus padres a través del teléfono fijo para decirles que animen a sus hijos a hacer el trabajo de clase en casa.

"Uno de mis alumnos se llama Giovanni. Cuando hablé con sus padres, la madre me dijo: 'Profesora, es difícil, mi marido perdió su trabajo el mes pasado, y yo soy la única persona de la casa que gana dinero'. Es difícil para nosotros mantener todo en marcha". Comprendo lo complejo que es para los estudiantes aprender en un entorno económico tan ajustado, pero, a pesar de estos inconvenientes, Giovanni ha progresado. Me mantuve en contacto con él, seguí motivándolo por teléfono, y le pedí que trabajara por su cuenta. Estoy muy orgullosa. Hoy Giovanni está terminando este período escolar en muy buenas condiciones".

Otra estudiante, Joana, no pudo conectarse durante las clases. Así que todos los días le enviaba por correo electrónico un PDF con el contenido que habíamos pasado en clase. Irene comenzó a escribir el contenido completo de cada PDF en su cuaderno y así ha aprendido. Ella hace lo mejor que puede con los pocos recursos que tiene.

La mayoría de mis alumnos usaban la pantalla de sus teléfonos móviles para ver las clases. Sin embargo, la imagen que obtenían era demasiado pequeña. Entonces empecé a mostrar fórmulas y conceptos en hojas de papel que simplemente sostenía cerca de la cámara. Pequeñas ideas mundanas que marcaron una gran diferencia".

Desafíos y formación

"Lo más difícil para mí fue aprender a utilizar la tecnología. Conocía Zoom, pero nunca lo había ocupado. Y ahora no sólo tenía que usarlo, sino que también, enseñarle a los padres para que ayudaran a sus hijos a conectarse.

“Justo antes de declarada la pandemia completé un diplomado sobre el uso de la tecnología en educación. Tras el inicio de la pandemia, repetí el curso en línea para mejorar mis conocimientos.

"Entre mediados de abril y mediados de junio, participé en el curso "Introducción al enfoque STEM y su importancia para el desarrollo social sostenible", un seminario web realizado por INNOVEC y la Fundación Siemens Stiftung. Allí conocí el Centro de Recursos Educativos Abiertos, CREA ¡Un sitio web muy interesante! Que ofrece recursos para la educación STEM y al que puedes acceder con unos pocos clics. Un aporte que permite realizar innovaciones en la enseñanza. Los recursos que hay en esta plataforma son útiles para motivar y hacer participar a los alumnos en el aula; para mí también han sido una innovación.


"Durante los seminarios web, Martín Bascopé, responsable de Educación para el Desarrollo Sostenible de la Universidad Católica (UC) Campus Villarrica (Chile), nos introdujo en el método de aprendizaje por indagación, que puede enseñarse utilizando diferentes estrategias para mejorar el aprendizaje de los estudiantes. Quedé completamente alucinada. Descubrí que estaba utilizando un enfoque de indagación muy guiado, mientras que, a través de las reflexiones de Martín, me di cuenta de que tengo que dar más libertad a mis alumnos para que exploren e investiguen por su cuenta, tengo que adoptar una estrategia de investigación más abierta. Esto me hizo cambiar la opinión que tenía sobre mi forma de enseñar. Los seminarios web también me enseñaron a alinear los experimentos con los contenidos que están en los planes de estudio de los alumnos."

“Nuestros proyectos no solo tienen valor educativo, también fortalecen el carácter social de profesores y alumnos”. Entrevista con Martín Bascopé

Proyección a futuro

"Ahora estoy participando en un proyecto llamado jardines etnobiológicos, que forma parte de una iniciativa del Instituto de Ecología. El objetivo es recuperar los conocimientos tradicionales de la comunidad para utilizar las plantas de diversas maneras, mejorar el cultivo y proteger las plantas polinizadoras.

“Guíe a los alumnos para que trabajaran con un jardín de polinizadores, un espacio que contiene flores que atraen a una variedad de abejas que a su vez polinizan otras plantas de la zona. Los alumnos investigaron en grupos sobre estos jardines: qué plantas son las mejores, dónde plantar, cuánto regar, qué animales atraen. Luego les pedí que presentaran los resultados. Para ello utilizaron diferentes herramientas y plataformas para investigar. Me sorprendió mucho. No esperaba que supieran cómo funciona PowerPoint u otros recursos.

Todo esto es un trabajo en equipo. Acabo de conocer los recursos y materiales de CREA y estoy empezando a aplicar lo que he aprendido en mis clases.

Todo esto es un trabajo en equipo. Acabo de conocer los recursos y materiales de CREA y estoy empezando a aplicar lo que he aprendido en mis clases..

El próximo período escolar daré clases a los mismos alumnos que tuve este año, especialmente en química. Ya estoy planeando utilizar los materiales del sitio web de CREA que conocí en los seminarios web: Contenidos relacionados con las reacciones químicas que encontramos en la respiración celular y el cambio climático.

Teniendo en cuenta que CREA es un recurso de libre acceso, estoy considerando la posibilidad de utilizar el contenido para matemáticas, física y biología. Es una herramienta muy útil. Y gratis. Considero que es mi deber poner en práctica lo que aprendo allí.

"Siempre les he dicho a mis alumnos que si a esta edad son capaces de utilizar la tecnología, pueden hacer todo lo que quieran, seguir una carrera, obtener una licenciatura, un máster o incluso un doctorado. La educación les abre el mundo".


Educación STEM para la innovación

Junto a socios en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, México y Perú, adaptamos el contenido STEM para su uso en diferentes contextos de conectividad digital y en aula. Esta Iniciativa cuenta con el apoyo de Siemens Caring Hands e.V. y el Ministerio Federal de Relaciones Exteriores de Alemania.

Más sobre la iniciativa